Ya no hay margen para el error

Ya no hay margen para el error

El combinado nacional Junior, que disputa el Mundial de la categoría en Grecia, cayó derrotado frente al local en un encuentro que dejó más dudas que certezas de cara a los compromisos que le restan.

El comienzo  del encuentro pronosticaba un resultado apretado y bastante peleado. Y fue así hasta la mitad del primer tiempo donde el marcador estaba empatado en 5 tantos y con defensas cerradas y ataques forzados por ambos lados. Sin embargo a partir de ese momento los dirigidos por Guillermo Millano empezaron a dar ventajas en defensa y ser erráticos en ataque. Con grandes falencias por la zona central, y con lanzamientos externos apurados ante la imposibilidad de penetrar, el primer tiempo se fue 11 a 7 en favor de los helénicos.

En el segundo tiempo se esperaba la reacción del equipo argentino. No sólo la misma no llegó sino que, apurados por la situación adversa, los ataque se volvieron cada vez más cortos, con decisiones apresuradas y constantes búsquedas al pivot. Todo esto no hizo más que favorecer  al local que por medio del contragolpe llegó a ponerse 22 a 14 a trece minutos del final.

A partir de allí en base a una gran actuación de Juan Cantore, goleador del partido con 8 tantos, y una defensa casi personal,  los visitantes bucaron descontar, algo que lograría hasta llegar al 29 a 24 final.

Inesperada derrota argentina que lo complica de cara al partido de mañana frente a Argelia, sabiendo que en la última fecha lo espera nada más y nada menos que la super-potencia Dinamarca. Ya no hay margen para el error