“El Handball te marca para toda la vida”

“El Handball te marca para toda la vida”

Pablo Simonet -el menor de los tres hermanos- es la novedad. Es que a partir de enero, y con sólo 19 años, estará jugando y formando parte de la plantilla profesional del Ciudad Encantada de Liga Asobal. Los diarios españoles y nedios nacionales hablan de la importancia del transpaso. ¿Sorprende? No. O por lo menos… no debería.

Como bien decía Bruno Ferrari en pasiónhandball.com.ar  a cerca de “Que lo quieran de afuera no sorprende porque se sabe que Pablo es un enorme jugador, lo que sorprende es que el menor de la dinastía tenga que sentarse a decidir entre ir a Asobal, al Pinheiros de Brasil, a alguno de los múltiples equipos de Italia que sueñan con tenerlo o mudarse con sus hermanos al Ivry donde también preguntaron por él.”

Dentro y fuera de la cancha, Pablo se muestra como lo que es. Un chico tranquilo, respetuoso, convencido y apasionado por lo que hace. Por un lado, comandando ataques, ordenando defensa o marcando goles, y por el otro estando siempre atento y predispuesto ante la petición de una foto, a saludos por las redes sociales, o ante la petición de una entrevista (como en este caso).

GO7- ¿Cómo y dónde empezaste a practicar handball?

Pablito Simonet– Empecé en el Club Alemán de Ballester en la categoría minis con 7 años de edad cuando iba a ver a mis hermanos jugar también ahí.

GO7- ¿Qué es, o qué representa para vos este deporte?

PS-Hoy para mí lo es todo,mas allá de que estudie y haga otras cosas es todo por la forma en que lo vivo y lo juego, simplemente dejando hasta lo último que se puede dentro de la cancha.

GO7- Este año jugaste el Mundial Juvenil de Mar del Plata, ¿Desde cuándo jugás en la selección Argentina? Qué significa para vos vestir la celeste y blanca?

PS-A los 14 años fue mi primera citación en categoría menores y luego a los 16 para la selección de Cadetes. Vestir la albiceleste tanto para mí como para los que tuvieron la suerte de hacerlo es increíble. Es lo más lindo que hay representar a tu país, escuchar su himno, saber todo lo que dejaste para poder vestirla, vivirlo y disfrutarlo.

GO7- Pudimos verte en el Nacional de Mayores de Mendoza y en el de Juveniles de córdoba este año. Notamos cómo a los distintos lados a los que vas te piden foto o autógrafos, te agregan a las redes sociales, ¿cómo llevás esto de la relación y el contacto con la gente? ¿Te sorprende un poco?

PS-Me sorprendió un poco, sé que el mundial de Suecia y el de Mar del Plata atrajo a todo apasionado de handball y al estar mis hermanos en Suecia, yo en Mar del Plata  seguramente eso llevo a que alguien quiera sacarse una foto conmigo, pedirme algún autógrafo o algo en esos torneos nacionales que desde chicos hemos jugado por todo el interior en los respectivos torneos.

GO7- Estuviste en Guadalajara, siguiendo bien de cerca y apoyando a Seba y a Diego junto a tu familia, ¿cómo viviste el oro conseguido en la final? ¿qué sentiste cuando se escuchó la bocina del final?

PS-Fue increíble la verdad, lo primero que hice cuando sentí que el partido estaba ganado fue abrazarme con mis viejos obviamente emocionados como yo al ver a mis hermanos consiguiendo lo que siempre se soñó en este deporte, automáticamente cuando sonó la chicharra y éramos olímpicos me tire de cabeza a la cancha a abrazarlos y compartir esa alegría inmensa con ellos. Siempre que puedo los sigo bien de cerca, me encanta, ahora mismo estando ellos en Francia sigo sus partidos como si estuviese allá.

GO7- El viernes pasado el handball argentino se revolucionó. De repente pudimos leer en distintos y reconocidos medios españoles (como Diario Marca o La Voz de Huesca) ,la noticia de tu traspaso al Ciudad Encantada de la Liga Asobal. ¿Qué representa este momento en tu carrera? ¿Cómo tomás que un entrenador de la trayectoria de Zupo Equisoain haya declarado públicamente su interés en vos?

PS-Después del mundial juvenil, luego de jugar con España, el técnico de ese equipo estaba muy interesado en mí, pero la verdad que me sorprendió el interés de un entrenador con la experiencia y calidad de Zupo que cada vez nos llegan mejores referencias sobre él, es un salto muy grande y muy importante para mí, Seba mi hermano más grande a una edad parecida también fue solo para el Torrevieja y me recomendó que vaya a España y sobre todo a un club como Cuenca. Sé que soy una apuesta a futuro, esperemos que todo salga bien y espero crecer mucho como jugador y persona, me ilusiona mucho el interés de un club como Bm Cuenca Ciudad Encantada sobre mí.

GO7- A partir de este paso hacia la Liga de España, y con sólo 19 años, ¿Cuál es tu sueño con el deporte? ¿Por Qué deseo dejarías todo para que se cumpla?

PS- Obviamente jugar en la selección Argentina mayor es mi sueño, jugar un Mundial o unas Olimpiadas y hacerlo con mis hermanos seria un sueño que tengo desde chiquito.

GO7- En la vida de todo jugador hay cosas que cambian, lugares, clubes, compañeros… sin embargo hay cosas que se mantienen inalterables, como los afectos. ¿Cuán importante es para vos la familia y el apoyo de los amigos más cercanos?

PS-Lo más importante de todo son ellos, ya que siempre me apoyaron. Mis viejos todo el día llevándome de acá para allá porque salía del colegio y no llegaba a futbol y después a entrenar handball y esperarme para llevarme a natación o atletismo, siempre fui de hacer mucho deporte, y esto también lo hicieron con mis hermanos .. Pero los amigos son los que también siempre te bancan, los que siempre te sacan una sonrisa cuando estas mal y eso sirve y ayuda muchísimo. Y por entrenar agradecidamente tardes y tardes con la selección o con el club tuve que dejar de ver a amigos y familiares, jamás me reprocharon y siempre me apoyaron en lo que hacía y eso me daba más ganas de hacerlo

G07- Por último, Si tuvieras que decirle algo a un chico/a que está comenzando a jugar al handball, un consejo, un comentario o algunas palabras, ¿qué le dirías?

PS-Que lo disfruten, lo vivan, se apasionen y jamás lo dejen. El handball es algo que te marca para toda la vida y te deja muchísimo, y demasiados  amigos.

Auténtico. Pablito un chico que, a pesar de sus 19 años, ya es un grande