El handball tuvo su fiesta de fin de año

El handball tuvo su fiesta de fin de año

Ante 1500 personas en el polideportivo de Almirante Brown, la Confederación Argentina de Handball celebró los 90 años de vida tirando la casa por la ventana. Estuvieron presentes los jugadores que consiguieron la medalla dorada en Guadalajara, el seleccionado femenino, viejas glorias y el equipo de handball adaptado que viene de conseguir el subcampeonato en Brasil.

El año del handball nacional se merecía una fiesta como la que tuvo en el Polideportivo de Almirante Brown. Con motivo de los 90 años de la Confederación Argentina de Handball, la gente pudo darle “un mimo” a aquellos “Gladiadores” que consiguieron la tan preciada medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Guadalajara y el pasaje a Londres 2012.

Ante 1500 personas, que se acercaron a la región a disfrutar de este evento, y con la presencia del Secretario de deportes del municipio, Germán Bonnemezón, y el presidente de la CAH, Mario Moccia, se desarrolló una gran fiesta que estuvo a la altura de las circunstancias. Antes de comenzar con los eventos, fueron distinguidos los jugadores y el cuerpo técnico encabezado por Eduardo Gallardo por el logro obtenido en México.

La tarde comenzó con la presencia de las viejas glorias de este deporte y el seleccionado femenino que viene de disputar el mundial de Brasil, que contó con la participación de la armadora derecha de SAG Almirante Brown, Amelia Belotti.

Luego, llegó el momento de los chicos del handball adaptado, que días atrás obtuvieron el subcampeonato en el Panamericano que se llevó a cabo en Brasil. Los jugadores que se desempeñan sobre sillas de ruedas tuvieron la posibilidad de mostrar su potencial y hasta se dieron el gusto de jugar contra el combinado nacional, que experimentaron jugar sobre una silla de ruedas.

“Hay que destacar el gran año de Argentina, que también es producto de los 90 años de la Confederación”, señaló Mario Moccia, quien remarcó el apoyo de la Municipalidad de Almirante Brown en la promoción del deporte. Por su parte, Germán Bonnemezón, resaltó la presencia del conjunto albiceleste y agradeció el permanente apoyo de la Confederación hacía el municipio para el crecimiento del deporte en la zona sur.

Hubo tiempo para ver el famoso uno contra el arquero, que consiste en una definición mano a mano ante el guardameta. De dicho evento participaron dos viejos arqueros del fútbol argentino, Jorge Vivaldo y Néstor Lo Tártaro, hoy entrenador de arqueros de Boca Juniors. El primero se enfrento ante Juan Martín Rinaldi, una gloria de este deporte y hoy comentarista de un importante canal deportivo, mientras que el ex guardameta de Banfield se midió ante la gran aparición del handball nacional, Diego Simonet.

El broche de oro lo puso el equipo de Dady Gallardo en un encuentro de 10 minutos que finalizó empatado, y tuvo como nota destacada el ingreso de Luis Simonet, padre de Diego y Sebastián, para jugar -al menos- un ataque con sus hijos.

 

canchallena.com