Tengo Ganas de Verte

Tengo Ganas de Verte

El Panamericano de Mayores se pone en hoy en marcha en Almirante Brown y con ello el camino previo al evento más importante en la historia del balonmano nacional: los Juego Olímpicos de Londres

Como nunca en el handball argentino, la expectativa es TOTAL. Cámaras de televisión, partidos en vivo de la albiceleste, transmisión on-line de los demás encuentros, venta de entradas por Ticketek, medios de prensa de varios países… y  por supuesto,  LOS JUGADORES. Nada más lindo que ver juntos a nuestros jugadores.

Durante la temporada deportiva los  buscamos en notas, videos, seguimos sus equipos y a ellos mismos en las redes sociales … hasta hoy, donde todo eso queda atrás. No hay hecho deportivo ( o social) que pueda distraernos. Ni feriado, ni cumpleaños, ni aniversario… Nada… es que justamente no hay  Nada como ver a este equipo en los 40 mts  x 20 mts que tiene una cancha.

Por eso hoy cuando a las 6 pm (hora local)  comience el partido frente a USA, no comenzará sólo la ilusión de estar en una final y ganarle de nuevo al eterno rival verdeamarello, sino que comenzará también el agradecimiento y reconocimiento a estos GLADIADORES. Gladiadores que a capa y espada pelearon en inferioridad, en adversidad y contra las cuerdas contra equipos de la talla de Suecia, Eslovenia, Alemania o Serbia (por sólo nombrar algunos) y que independientemente del resultado… siempre salieron victoriosos.

El resultado será anecdótico… “¿Cómo?” Sí, lo que dijimos. Quedará para los registros del torneo. Lo que nunca podrá anotarse en ningún lado es el orgullo que sentimos cada vez que tocan la pelota, defienden con la vida, atajan las imposibles… o hacen ( hacemos) un gol. No habrá otro registro que nuestra retina o nuestro corazón.

Por eso, los amantes del handball, tomemos esta semana para ser agradecidos…. Demos gracias por lo que hacen, por lo que dejan, por sus recuperaciones, por sus sueños y por su handball. Que el Panamericano no pase desapercibido por el corazón de Nuestros jugadores… Nuestros Gladiadores.

 

Desde nuestro lugar, y como siempre, los alentaremos… y les agradeceremos…