No se puedo, pero viene lo mejor.

No se puedo, pero viene lo mejor.

Segunda caída de los Gladiadores

Argentina no pudo con el mejor equipo del momento y perdió 32- 20 en su segunda presentación en los Juegos Olímpicos de Londres ante Francia -campeón olímpico y bicampeón del mundo-.

Era una misión difícil para Argentina. Enfrente estaba el último campeón olímpico y “el mejor equipo en la historia”, según lo calificó Eduardo Gallardo, el técnico argentino. Sin embargo, y pese a la caída, los Gladiadores no tuvieron miedo y le jugaron de igual a igual a Francia.

Con un buen arranque de Diego Simonet, conocedor de la liga francesa ya que juega junto a su hermano Sebastián en el Ivry, quien marcó dos y asistió en otro a Andrés Kogovsek, tras una jugada rápida con su hermano, Argentina llegó a ponerse 3-4, en la menor diferencia en el marcador entre ambos equipos.

Sin embargo, los franceses encontraron los espacios, presionaron a los argentinos y sacaron las lógicas diferencias entre dos seleccionados de jerarquías diferentes. Sin embargo, el amor propio y la garra le posibilitó a los campeones panamericanos que al final del primer tiempo la diferencia fuera sólo de 9 goles.

El jueves, Francia jugará ante Túnez y Argentina lo hará ante Gran Bretaña. Será el primero de los dos partidos que Los Gladiadores vinieron a ganar y será fundamental lograrlo para mantener vivo el sueño olímpico de pasar a la siguiente ronda..