La enorme carrera de Eric Gull, en el día de su cumpleaños.

La enorme carrera de Eric Gull, en el día de su cumpleaños.

Hoy cumple años Eric Gull y qué mejor manera de celebrarlo que repasando la historia del mejor jugador de handball de la historia argentina.
El “Flaco” comenzó jugando en el Alemán de Quilmes, su casa. Allí estuvo hasta 1997, año en el que disputó su primer Campeonato del Mundo con la Selección Argentina, en Kumamoto, Japón. En ese torneo, el lateral derecho era propiedad de otra leyenda, Pablo Buceta.

Ese año comenzaba su periplo por el balonmano extranjero, primero por el Santo André brasileño, equipo paulista. De allí pasó al Lugi sueco, para regresar a San Pablo y militar en el Sao Caetano.

El arranque de la década del 2000 lo tuvo como el primer argentino en jugar en la Liga ASOBAL española, al sumarse al Ademar de León. Allí, ganó una Copa del Rey.
Sin mucho juego, cambió España por Francia y jugó dos años en el Selestat, donde fue figura. Tras disputar apenas un torneo -y ganarlo- con el Esperance tunecino, el Chejov ruso lo fichó después de la histórica actuación de Argentina en el Mundial de Portugal 2003, donde Gull demostró la calidad de su brazo zurdo. Allí jugó junto a Christian Canzoniero.
Otra vez sus destacadas performances despertaron el interés español y recaló en el Valladolid. Junto al montenegrino AlenMuratovic formaban un duo de lanzadores temibles y consiguieron dos Copas del Rey y llegaron a la semifinal de la Champions League. El “Flaco” fue goleador de la Liga ASOBAL 2005-2006 con 220 tantos y fue elegido el Mejor Lateral Derecho de la competición.

 
Tamaña actuación en el conjunto vallisoletano tuvo premio. Fue fichado en 2007 por el mejor equipo de la historia, el Barcelona. Las lesiones no le permitieron dar todo lo que tenía para dar en el conjunto culé y emigró al handball qatarí, para jugar en el Al Sadd, donde ganó la liga local.
Pero la enorme historia de este gigante de nuestro handball tenía una página más a nivel clubes. El Ciudad Real español -hoy, Atlético de Madrid- lo contrató para reforzar el lateral derecho. Allí se colgó otra medalla con la Liga ASOBAL y rubricó todo ganando el SuperGlobe, o Mundial de Clubes.

 

Con la Selección Argentina fue Campeón Panamericano 2000, 2002 -con ese inolvidable penal en el último segundo- y 2010 y disputó los Mundiales 1997, 1999, 2001, 2003 y 2009. El de 2003 quedará en la historia por haberlo tenido como pieza clave en la victoria ante Croacia y el empate frente a Rusia.
Y si algo le faltaba a tamaña carrera deportiva, Eric Gull fue uno de los tres jugadores americanos nominado a Mejor Jugador del Mundo junto al cubano Rolando Uríos -único con dos candidaturas- y el brasileño Bruno Souza. Su nominación fue por su actuación en ese año 2003 y el ganador del premio terminó siendo, nada menos que, el croata Ivano Balic.
Su nombre también figura en la lista de Olimpias de Plata y nada menos que en tres oportunidades: 2003, 2004 y 2006.

Hoy, el “Flaco de Quilmes” es más de Quilmes que nunca. Recuperándose de esa rotura de tendón de aquiles que lo marginó de los Juegos Panamericanos de Guadalajara y de ser parte de los Juegos Olímpicos de Londres, su zurda endemoniada sigue rompiendo redes en las canchas de FeMeBal para su querido Alemán de Quilmes.

Clubes
-1997: AA Quilmes
1997-1998: Santo André (BRA)
1998-1999: LUGI HF (SWE)
1999-2000: São Caetano (BRA)
2000-2001: Ademar León (ESP)
2001-2003: SC Sélestat Handball (FRA)
2003: Espérance Sportive de Tunis (TUN)
2003-2004: Medwedi Tschechow (RUS)
2004-2007: BM Valladolid (ESP)
2007-2008: FC Barcelona (ESP)
2008-2009: Al-Sadd Sports (QAT)
2009-2010: BM Ciudad Real (ESP)
2010-Presente: AA Quilmes (ARG)

 

Fuente: Pablo Monti para 7 Metros, CAH