Cayó en el primero.

Cayó en el primero.

http://canchallena.lanacion.com.ar

COPENHAGUE, Dinamaraca.- En el primer amistoso ante Dinamarca, los Gladiadores del handball sufrieron una derrota por 29:23, en un partido que el equipo argentino no jugó bien y llegó a estar 10 goles abajo; en el final, un parcial de 4:0 le permitió acortar la distancia para terminar cayendo por seis.

Argentina arrancó bien y hasta se puso 2:1 en ventaja, pero comenzó a fallar mucho -se erraron cuatro penales- y Dinamarca aprovechó y metió un parcial de 5:0 para ponerse en ventaja por cuatro. Fueron diez minutos sin goles albicelestes, que después cambiaron de lado y Los Gladiadores se pusieron a un gol.

De ahí en adelante Argentina siguió errático, pero Dinamarca no yal descanso se llegó 13:08 abajo. Buenos ingresos para Francisco Schiaffino, Pablo Simonet y -sobre todo- Pablo Vainstein.

El arranque del complemento fue un descalabro para los albicelestes. Dinamarca corría el partido y Argentina erraba mucho. Con contraataques letales, los locales se pusieron 9 goles en ventaja (20:11). Ahí apareció Diego Simonet y él empezó a empujar al equipo, con alguna atajada de Fernando García, que ingresó en la segunda etapa. Los Gladiadores lograron un parcial de 6:3 con 3 tantos del Simonet del medio y se alcanzó un resultado de 23:17. Pero se volvieron a sufrir las contras y Dinamarca logró otra vez una renta de 9 goles.

El cierre del partido sirvió para que explote Francisco Schiaffino, aparezca Sebastián Simonet y Argentina logre terminar el partido abajo por 6 goles, en el 29:23 final.

No fue un buen partido de los dirigidos por Eduardo Gallardo, que movió mucho el banco y le dio minutos a todos los jugadores. Para el encuentro de mañana, el conjunto nacional deberá mejorar la defensa y el repliegue defensivo, pero -sobre todo- la definición ya que los arqueros daneses fueron figura.

En el equipo nacional se destacaron Francisco Schiaffino, Diego Simonet y la buena aparición de Pablo Vainstein. Además, el partido permitió ver a los tres hermanos Simonet -Sebastián, Diego y Pablo- jugando juntos.