Para volver tranquilos

Para volver tranquilos

La Selección Argentina de handball cerró su gira por Dinamarca con dos derrotas en sendos amistosos, pero con mucho mejor sabor de boca por un gran partido disputado el domingo.

Las cosas no arrancaron bien. En defensa se sufrían los lanzamientos exteriores y en ataque se volvía a fallar como el sábado.
Pero una modificación cambió el partido: el ingreso de Leonel Maciel en el arco nacional. Sus atajadas y el ímpetu de Diego Simonet metieron a Los Gladiadores en partidos. Además, Federico Vieyra le encontró la vuelta al arquero danés y Argentina llegó al descanso abajo apenas por un gol, 15:14.

El complemento volvió a comenzar mal para los dirigidos por Eduardo Gallardo. Los goles llegaban con lanzamientos exteriores y la ventaja de Dinamarca pasó a ser de cuatro.
Ahí resurgieron Los Gladiadores. Más atajadas de Maciel y un parcial de 6:1 pusieron a Argentina arriba en el tanteador 23:22 con cinco minutos por jugar.
Pero los nuestros tuvieron varios errores increíbles y Dinamarca dejó en clara su jerarquía. Parcial letal de 6:1 para los dueños de casa y final del partido 28:24.

Diego Simonet fue el goleador del partido con 7 tantos, mientrs que Federico Vieyra y Federico Fernández hicieron 4 cada uno.

Buen balance para terminar la gira, pudiendo jugar de igual a igual con uno de los mejores seleccionados del planeta y hasta logrando ponerse al frente en el marcador cerca del final. El panorama de cara al Mundial 2013 muestra buenas cosas y un nuevo ciclo olímpico arranca con optimismo.

DINAMARCA 28: Landin, Mortensen 4, Larsen 6, Olsen 4, Irming 3, Lindberg 5, H.Toft 2 -f.i.-; Winkler, Green, Eggert 1, Jorgensen, Sondergaard, Mollgaard 2, Borm 1.
ARGENTINA 24: Schulz, F.Fernández 4, D.Simonet 7, S.Simonet 1, Vieyra 4, Pizarro 2, Schiaffino 1 -f.i.-; Maciel, A.Portela 1, Morás, Riccobelli 2, P.Simonet 1, Querín, P.Portela, Cangiani 1, Cánepa.

Pablo Monti