Seba Simonet: un apasionado

Seba Simonet: un apasionado

Si hay algo de lo que estoy convencido es que aquellos que son apasionados y aman lo que hacen, marcan una diferencia, le agregan valor a todo movidos por el entusiasmo y tienen un plus.

 

Creo no equivocarme si digo que veo en Sebastian Simonet un fiel reflejo de un apasionado. Cualquiera de nosotros, cuándo llega el tiempo de descanso y vacaciones tratamos de pensar lo menos posible en el trabajo y demás y de disfrutar el tiempo libre con familia, amigos, etc. Seba viene de una temporada bastante fulera en el Ivry, sobretodo por las presiones de pelear el descenso y estar con la soga al cuello. Así y todo   lejos está de olvidarse de su pasión y trabajo: el handball.

 

En unos 12 días estará haciendo un campus en Córdoba, nada cerca de su Buenos Aires y de su familia, pero bueno, todo está justificado en los dólares (?) que cobra Seba por asistir al Campus pensarán algunos. Pero lo hace totalmente gratis… ¿cómo puede ser? Racionalmente parece imposible, viajar 600 kilómetros en tus vacaciones para hablar sobre tu trabajo y encima GRATIS!!! Ahí está la diferencia, Sebastián es un apasionado del handball y ama lo que hace. Cómo también lo es Prigioni (recomiendo leer esta nota: http://www.augol.com/index.php/polideportivo/227-carretera-66) quien en sus vacaciones está dando clínicas por todos lados.

 

Y lo de Seba no es solamente venir de compromiso para quedar bien con alguien. Me sorprendió (o no tanto) todas las pilas que le está metiendo con la difusión, vídeos, sorpresas, regalos, etc. sin dudas que disfruta lo que hace. Ojalá existieran en el mundo más personas con esa vocación: que amen lo que hacen y puedan vivir de lo que aman. El gran Marcelo Bielsa siempre recalca la importancia de mantener el amateurismo: el amor por la tarea, desinteresado, alejado de vicios, cómo en este caso.

 

El año pasado tuve la posibilidad de visitarlo en París en la previa del último partido de la temporada donde se jugaban la permanencia y descubrí que tanto él como el Chino, por encima de grandísimos jugadores son mejores personas y en definitiva eso es lo que vale. Quiero agradecer a Sebastian por su ejemplo, por su grandeza, por su entusiasmo y su testimonio. También aprovecho para felicitar a Gonzalo Echevarría, que organiza el Campus, por sus ganas de generar cosas nuevas y buenas y solo por amor al handball. Aclaro que el Campus no tiene ningún lucro para nadie, solo para que disfruten y aprendan muchos.

 

fuente: http://www.pasionhandball.com.ar/2013/06/24/seba-simonet-un-apasionado/