Carlos Arias, un regreso esperado.

Carlos Arias, un regreso esperado.

Carlos Arias, el jugador oriundo de Villa María que vistió la camiseta de Colegio Robles en sus inicios en el handball, vuelve a la actividad luego de un año y medio en donde estuvo afuera de las canchas. Esta vez, se sumara al plantel de S.E.D.A.L.O, club de Femebal, en donde juega Federico Pizarro, entre otros.

Si hablamos de jugadores Cordobeses, no podemos dejar de destacarlo, ya que es un pívot de 2,02 mts de altura, que a los 20 años se convirtió en el único jugador de esta provincia que participo en un Mundial Adulto, al disputar el de Alemania 2007.

Haciendo un recorrido por su trayectoria, se inicio en el handball en el Colegio Robles, donde luego paso a Ferro de Merlo (Bs. As.) y Ferrocarril Oeste (Bs. As.), e integro el plantel de Forjar Salud Córdoba , que se corono campeón de la primera Liga Nacional de Handball Masculino en el 2007.  Ese año, se traslado a Italia, para jugar en el Siracusa, donde estuvo hasta el 2010, donde se mudo a España para jugar en el Cuenca (ASOBAL). En ese club, luego de unos pocos partidos, tuvo una grave lesión (fractura del peroné y de los ligamentos del tobillo) que lo tuvo mucho tiempo alejado de las canchas.

En agosto del 2011 pasó al Teucro, donde se lo consideraba como uno de los referentes del club, pero luego de media temporada, y un distanciamiento con el entrenador, decidió regresar a Argentina y alejarse de la actividad profesional.

Luego de un año y medio sin jugar, ya que sus motivos laborales extradeportivos no lo permitían, decidió volver a la actividad, y acercarse a S.E.D.A.L.O, influenciado por su ex-entrenador Fernando García, que lo convenció de jugar en ese club.

 

Desde GO7, hacemos un reconocimiento a su trayectoria y le deseamos suerte en este nuevo desafío