Derrota y despedida

Derrota y despedida

La Selección Juvenil de handball cerró el Mundial de Hungría con una derrota 42:36 frente a Japón y acumuló dos triunfos y seis caídas.
 
Fue un partido parejo, en el que Tomás Villarroel desde el arco y Gastón Mouriño desde los lanzamientos mantuvieron a Argentina cerca de Japón. El descanso mostró un tablero 18:16 en favor de los asiáticos.
En el complemento, los japoneses fueron estirando poco a poco la diferencia para llegar al 42:36 final. En esa etapa, fueron los brazos de Nicolás Zungri y Tomás Bernachea los que tiraron del carro albiceleste.
Argentina cierra un torneo con una derrota final, la sexta de un certamen que tuvo un quiebre en la dura caída ante Brasil en la última fecha del Grupo C.
El equipo argentino se va con un 18º lugar, el más bajo en la historia de la categoría: 7º en Qatar 2005, 4º en Bahrein 2007, 11º en Túnez 2009 y 10º en Argentina 2011.
fuente: CAH Prensa