Carta Abierta al Handball Argentino

Carta Abierta al Handball Argentino

Circula por las redes sociales una carta abierta oficial del Colegio Ward, último campeón del Nacional de Clubes “A”, en donde se critica duramente a la Confederación por la organización del mismo.

A continuación, la transcripción textual de la misma.

 

“Carta abierta al Handball Argentino

 

Los jugadores de Colegio Ward teníamos pendiente este descargo sobre lo que nos pareció el Torneo Nacional de Clubes organizado por la Confederación Argentina de Handball.

Y en este descargo y reclamo convocamos a nuestros amigos, compañeros y colegas de los clubes a que se unan y se expresen. No solo los equipos que este año compartieron el torneo con el Ward. Todos. Esto nos afecta a todos. Afectó hace unas semanas a SEDALO, River , Pías, Maipu, Lujan… y va a afectar el día de mañana a UnLu, Ferro, Goliat o a cualquier equipo que clasifique a los torneos organizados por una Confederación Argentina de Handball que parece no estar prestando mucha atención a la voz de los jugadores.

 

Empezamos con una reflexión hacia adentro.

Que buena noticia para nosotros, haber salido campeones. No solo por la alegría que nos genera la victoria, obvio… sino específicamentee por que podemos decir ahora lo que pensamos, sin riesgos de que algún cerrado (que siempre los hay) nos diga “eh ustedes se quejan porque perdieron”.

Somos un grupo de jugadores del Colegio Ward. Salimos campeones invictos del Torneo Nacional 2013 en Mendoza. Y acá va nuestro descargo para con la organización del torneo.

 

El fixture:

Desde el vamos, el fixture del torneo roza lo ridículo. 6 partidos en 6 días es una locura. Desde el punto de vista competitivo, desde el punto de vista de la salud y el físico de los jugadores, incluso desde el punto de vista del espectáculo y para el público que se acerca a ver los partidos. 6 partidos en 6 días desgasta de manera innecesaria y poco saludable a los jugadores que dejan todo en cada partido. 6 partidos en 6 días impacta en la performance de los jugadores, y por ende en el nivel de juego.

Esto, sumado a que por la forma en que estaba dado el fixture un partido perdido para cualquier equipo lo dejaba en riesgo de quedar fuera de la final (Caso SEDALO, que perdió un solo partido y por un gol de diferencia terminó quinto), generaba una mezcla letal.

No hubiera sido mejor explorar otras opciones?

4 zonas de 3 equipos con un clasificado de cada grupo? 3 zonas de 4 equipos con el mejor 2do clasificando a semis? A nadie se le ocurre que los partidos de semifinales son un atractivo que hay que pelear para mantener?

Por último en el tema fixture, la final se hizo por 2do año consecutivo en el domingo del Dia de la Madre. En horario de almuerzo. Dejando de lado por un momento a jugador, que tiene que jugar un partido final sin haber comido normalmente…

El publico debió elegir, una vez mas, entre almorzar con su madre o ver un partido de handball. Ya vimos las repercusiones de esa decisión el año pasado, en la cancha de Ballester en Buenos Aires. Las semifinales fueron a cancha llena, el sábado. El domingo, Dia de la Madre, la final en horario del mediodía tuvo mucho menos público.

Nadie notó esto? Nadie lo tomó como enseñanza para aplicar y mejorar? No habia nadie de la Confederación en Ballester ese día para tomar nota?

Y como si fuera poco, este año, a la misma hora de la final masculina se jugaron partidos reclasificatorios. O sea, ni los mismos jugadores de los demás equipos pudieron asistir al partido que definía el torneo.

 

La comunicación:

Durante gran parte de la semana pareció que, en lo que a la comunicación del torneo respecta, estabamos viviendo en los años 90s. Parecia que no existiese ni twitter, ni facebook, ni la posibilidad de crear eventos en facebook, ni el streaming. Parecía que la única forma de enterarse de los resultados era un mensaje de texto de alguien en la cancha.

“River gana en el entretiempo…” llegaba en un mensaje de SMS.

“Los de Maipú están haciendo un partidazo contra Quilmes” comentaba otro en un grupo de whatsapp.

“Victoria de Ward…” mandaba por twitter un técnico apenas terminado el partido.

Hubo que quejarse y preguntar por las redes sociales para que, luego de un buen rato, nos comunicaran que había una persona que iba a estar en una cancha y podía mandar el minuto a minuto por Twitter. Una persona. En una cancha. Manda el minuto a minuto.

Los resultados, las estadísticas, los horarios, las fotos, los videos… bien gracias.

Faltó coordinación y comunicación.

Los datos que llegaban venían de amigos en la tribuna, o de las ganas y el amor por el handball de gente como Pasion Handball o MundoHandball que recolectando datos por todos lados podían ofrecer información en tiempo y forma.

Pongamos una vez más esto en contexto. El torneo fue hace un par de semanas. Octubre 2013. Esto no es un descargo sobre el Nacional 1992.

Las únicas palabras que nos vienen a la mente cuando nos preguntamos “Como a nadie se le ocurrió armar un evento en facebook, o una cuenta del torneo en twitter?” no es “desinformación” ni “desconocimiento”. No. Estos son recursos al alcance de cualquier persona que se adentre solo un poco en el mundo de las redes sociales. Las palabras que nos viene a la mente son “desinterés” e “improvisación”.

Tomense 2 minutos y entren a la pagina de facebook de la Confederación, (www.facebook.com/cahandball) y vean la excelente cobertura que hay de la gira de la selección Argentina por Francia. Como hacen ahora? Por qué no se podía hacer algo así en Mendoza, pero en París sí? Aventuramos una respuesta… simple desinterés.

 

La organización:

A nivel organizativo también hubo falencias, y de las graves.

A varios de los equipos se les cambió la sede de juego un día antes de que empiece el torneo. Los equipos planean durante meses el viaje, y el hospedaje se reserva en relación a la cancha donde se juegan los partidos, claro. Equipos como CIDECO, por ejemplo, a quienes les cambiaron la sede, tuvieron que incurrir en gastos extras de traslados que no tenían previstos.

Ni hablemos de traslados provistos por el torneo, claro. Los equipos se movían en remís o en autos de padres.

Otro dato que a la distancia resulta entre divertido y triste es la falta de pelotas. Sí. La falta de pelotas para jugar. Sí, en un Torneo Nacional A de Handball.

Pero todo esto resulta incluso secundario, cuando nos damos cuenta por un problema físico de una chica de Lujan que en el estadio no hay un médico de guardia. Se vivió una situación de nerviosismo y miedo con la gente en la tribuna buscando un médico cuando la chica no se reincorporaba. Por suerte no pasó a mayores… Por suerte no pasó nada. Pero… y si pasaba?

A nadie se le ocurrió que un torneo de esta categoría, en un deporte con este tipo de contacto físico requiere un medico y una ambulancia en cada una de las sedes?

De eso parecería que dependemos… de la suerte.

Es hasta ridículo tener que escribir algunas de estas cosas. Son obviedades. Es sentido común.

El jugador se sintió descuidado. Los equipo sintieron que estaban por las suyas, y que a los únicos a los que les interesaba el evento era a ellos. La Confederación Argentina de Handball ahi andaba… por ahí… creemos… vaya uno a saber que rol tenían.

Se jugó un torneo sin estructura, sin recursos, sin planeamiento, sin organizacion. Un torneo improvisado.

Para finalizar, una aclaración.

Está claro que la organización de este torneo y todo lo accesorio (comunicacion, informacion, datos, etc), junto con las criticas, recaen en la CAH. Pero también sabemos que las federaciones tienen voz y voto en estas decisiones.

 

Es el problema sólo de la CAH?

Las federaciones no dicen nada?

Los delegados nunca vieron estos planes para un torneo de estas características?

Son todas preguntas que no sabemos responder, y en todo caso, es bueno que se hagan al aire y que se señale a quien sea responsable.

 

No tenemos las respuestas a todas estas preguntas.

Pero sí, estamos dispuestos a trabajar para encontrarlas.

 

CAH, federaciones, delegados…. Los jugadores somos las caras, la sangre y el motor de este deporte. ¿Cuanto falta para que empiecen a prestar atención?”

 

por Handball Ward