Festeje Maestro

Festeje Maestro

Se festeja en Monpellier. Se festeja en Argentina. Somos así, un poco hinchas, un poco fanáticos. Incondicionales, de eso no hay dudas. Es por eso que el handball argentino celebra y festeja el título  del Montpellier y del “chino” Simonet.

El rival en la final fue el San Rafeal, un rival acaso exhausto luego de haber derrotado nada más y nada menos que al PSG, por penales y luego de un doble suplementario por 47 a 46. La victoria, para enmarcar, los dejó tocados. Y más si en frente hay un equipo sin fisuras, y con jugadores de clase mundial como lo es el Montpellier.

Los azules salieron a comerse el rival. Tal es así que a los 11 minutos ya estaba 7 a 2 arriba y a los 20 la diferencia era de 9. Sustentados en un enorme Accambray (9 tantos) y en la solidez de Omeyer en el arco (38% en paradas) los campeones pudieron mantener el partido controlado a lo largo de los 60 minutos. En esta oportunidad el argentino Simonet fue fundamental en la generación de juego. Los goles de Accambray y de los laterales Dolerec (7 tantos) y Kavticnik (3) así lo demuestran, y una rareza que haya finalizado el encuentro sin convertir.

De este modo el Montpellier festeja el primer título de la temporada y los argentinos el primero de Diego en Francia. Que sea el primero de muchos… Para él y para los compatriotas que juegan en el extranjero.