Midiendo el rendimiento

Midiendo el rendimiento

Días atrás compartíamos una nota donde analizábamos el lanzamiento de jugadores durante el Europeo. Allí pudimos comprobar no sólo la velocidad con la que viaja la pelota enviada por estos enormes jugadores, si no también el tiempo que tarda en llegar al arco. No sólo nos parecieron curiosos los datos, si no también la importancia de medir una de las variables más utilizadas en el handball, como lo es el lanzamiento, como así las demás circunstancias que pueden darse durante un partido.

Cuando vemos los resultados de cualquier partido internacional lo primero que se brinda es la planilla de juego, donde se puede observar de modo general goles, sanciones y descalificaciones. Más aún, muchos conocerán otras planillas que permiten completar por cada jugador pérdidas de balón, faltas en ataque, tiros errados, asistencias además de las mencionadas anteriormente. Sin dudas que soy muy buenas y su uso es importante y deben ser tomarlas en serio como herramientas para trabajar el rendimiento de los jugadores. Potenciar aquellas variables donde los números sean buenos, y trabajar sobre aquellos aspectos mejorables.

Sin embargo,  a la hora de evaluar el desempeño de un jugador (y más en jugadores de edades formativas) esas variables ¿son adecuadas?. Entonces nos preguntamos: ¿quién es mejor? ¿el que más goles hace, el que mejor defiende, el que más asiste, o el que mejor hace jugar a los demás? El juego, dinámico e imprevisible, permite a los jugadores tomar decisiones en fracciones de segundo que bien pueden valer una anotación o un recupero y que no siempre son tenidas en cuenta para juzgar el rendimiento.

Por ejemplo

  • ¿Cuántas cortinas o pivoteos adecuados hizo el jugador?
  • ¿Cuántos cruces o circulaciones correctas  generaron un espacio o lanzamiento?
  • ¿cuántas defensas correctas, o cuántas ayudas a tiempo?
  • ¿Qué cantidad de veces disuadió a su atacante, obligándolo a cambiar su decisión y con ello recuperar la posesión?
  • ¿Cuantas actitudes de “Juego Limpio” tuvo a lo largo del tiempo que estuvo en cancha?

Son sin dudas variables difíciles de medir, pero que a nuestro entender hacen a la perfomance y calidad de jugador. Observar y analizar el casillero de los goles para juzgar el desempeño sería una actitud tan equivocada o inexacta. Agregarle “sanciones”, “pérdidas” y “recuperos” puede mejorar su medición, aunque es a nuestro criterio…. insuficiente.

Por eso nos preguntamos y les compartimos esta inquietud a cerca de la evaluación de jugadores, consagrados o en formación, y la necesidad de ser más amplios en lo que a reconocimientos implica. Para ser más objetivos, para tener más herramientas de mejora, y también para ser más justos con su esfuerzo.

 

 

Si te pareció interesante esta nota, no dudes en dejarnos tu comentario