Arranque con victorias

Arranque con victorias

Por Eduardo Gallazzi

 

Buen debut de los planteles Argentinos en los Juegos. Las Pibas demostraron con altibajos que están mejor que Paraguay en la actualidad y Los Gladiadores lograron un doble objetivo: ganar el partido que había que ganar y la vuelta de la mística Gladiadora dentro del 40×20. Cabe aclarar que nuestro comentarios están basados en la transmisión radial de Handball de Primera con los relatos de Hernán de Lorenzi, Teo Lazo y Carlos Marina.

El Seleccionado Femenino

En un partido donde mostró pasajes de buen juego y otros no tanto, con el resultado final pudieron demostrar la superioridad que existe ante Paraguay (sin menospreciar en absoluto la tarea de las adversarias). Durante los primeros veintitrés minutos el match fue parejo y peleado por ambos equipos.  Argentina logró un parcial de 5-0 para un 12-7 a favor en el final de la primera etapa.

En el segundo mantuvieron los cinco de luz conseguidos durante la primera mitad y nuevamente Las Pibas impusieron su mejor juego,logrando la máxima diferencia del partido (nueve goles) Edu Peruchena dispuso la rotación de varias jugadoras para cerrar por 26-17.

Goleadoras: Magdalena Decilio (5), Rocio Ocanto (5), Manuela Pizzo (4), Macarena Gandulfo (4), Luciana Mendoza (3), Victoria Crivelli (3), Luciana Salvado (1) y Antonella Mena (1).

Los Gladiadores

El escenario se presentaba con varios interrogantes, jugar la primera fecha contra el local, sin la experiencia del Negro García (juega a partir de la próxima), sin los internacionales, la vuelta a la competencia con la celeste y blanca del Tero Migueles, Juampi Fernandez y Creva. El debut oficial en la mayor de Santi Cánepa, Santi Baronetto, y Maxi Soliani. Pero también en contraposición, un proceso de trabajo interesante y la sed de revancha Gladiadora de reconfirmar laureles obtenidos.

Un primer tiempo trabajado y con rotación de jugadores llevó a un buen resultado a favor 15-10. Chile volvió al segundo tiempo con mayor actitud, ajustó la defensa y empujado por el público  llegó a igualar el resultado 18-18. A partir de ese momento el desarrollo se emparejó y  pese a que la Roja estuvo abajo por 1 (23-22) cuando restaban 7 minutos no pudo cerrar el buen parcial realizado. Argentina tuvo poca eficiencia de lanzamiento, y se vio reflejado en el tablero. El momento clave: a 1:15 minutos del final, Diego Reyes erró un penal con la roja a 2 goles 25/23. Time out de Dady, intercambiaron gol por gol decretando la victoria Argentina 26/24.

Paso fundamental para asegurarse el primer lugar del grupo y evitar a Brasil en semifinales, objetivo buscado por los chilenos que por suerte no pudieron cumplir. Sabemos que resta un partido más, pero éste era el partido que nuestros chicos debían ganar y así lo hicieron.