Manos a la Obra

Manos a la Obra

Se dice que el deporte preferido de los argentinos es quejarnos, que somos de hablar mucho e indignarnos pero a la hora de tomar acciones en pos de cambiar aquello que nos molesta y/o perturba flaqueamos. También recuerdo que un gran amigo una vez me dijo acerca de este sitio “me gusta tu blog, es un blog de protesta”. Y combinando ambos conceptos concluyo que muchas veces me quejo, de muchas situaciones de nuestro Handball, pero realmente hago poco y nada por modificarlo. Me siento, como en este momento delante del teclado, a disparar reflexiones pero nunca mucho más de eso.

Y en esta tesitura de cosas me propongo destacar a un grupo de personas que lejos de quejarse, lejos de querer figurar o buscar fama están haciendo y mucho por el Handball argentino. No pedí autorización para nombrarlos, y quizás se avergüencen de esto, pero hay gente como Gonzalo Echeverria de GO7. Luciano Obiol un profesor apasionado de Tierra del Fuego y dos apasionados, que no por profesionales son menos apasionados como Pablo y Sebastián Simonet.

Resulta que Gonzalo y Luciano, al igual que yo y tantos otros profes deben andar corriendo con sus trabajos y sus obligaciones, sin embargo lejos de poner excusas y caer en críticas vacías, estos dos “locos” se pusieron de acuerdo y organizaron, via Skype, el II Campus de Seba Simonet. Y no crean que es algo que se hace en una tardecita, inifinitas reuniones frente a la computadora, arreglar esto y lo otro, ningún detalle librado al azar. Todo buscando difundir, promocionar y compartir el Handball.

¿Qué decir de los Simonet? Vienen al país escasas semanas por año, la gran mayoría de ellas como estas para preparar algún torneo como en este caso el Panamericano. Vienen de una temporada dura, que lamentablemente incluyó el descenso de su equipo Ivry, y sin embargo lejísimos del estrellato deciden subirse a un avión y viajar al sur del país, alejados de su casa para pasar un rato con los chicos que tengan ganas de aprender. Porque estos Gladiadores podrían haber hecho un Campus en el Colegio La Salle, cerca de su casa, en el CENARD, pero no, ir a donde no se fue nunca, difundir donde realmente hace falta, darle la oportunidad a la gente que no todos los días la tiene.

Hace mucho que quería darle las gracias públicas a estos 4 genios del Handball argentino, están generando algo nuevo, importante y fundamental para nuestro Handball. Sepan que los admiro y les agradezco que nos den la esperanza de pensar que no todo está perdido. En este deporte donde el Panamericano va por PPV, donde hay que pagar absolutamente TODO y mendigar por un minuto de televisión, es más que grato encontrarse con 4 locos que pese a todo se esfuerzan y ponen mucho de su vida sin ganar un peso para DIFUNDIR el Handball, hay tantos otros que deberían imitarlos. Gracias