La genialidad

La genialidad

¿Cuantas cosas se pueden decir de Ivano Balic que no se hayan dicho aún? Goles, roscas, definiciones, tiros imposibles y asistencias.

Sin embargo nos queremos detener hoy en el último punto. ¿Cómo se puede ser un genio a la hora de asistir? En el resumen hay dos situaciones de pase al pívot. ¿Quién hubiera imaginado el pase que finalmente da? En el primer caso un muñecazo magistral casi de espaldas para dar un pase inverosímil, mientras que en el segundo simplemente filtra la pelota por un lado que, aunque puede parecer predecible, no puede interceptarse.

La genialidad del croata en este caso cuenta con la complicidad de su compañero de equipo que siempre, por más improbable que sea, espera la pelota.

Brillantez eterna del glorioso jugador europeo.