El gesto de Nagy

El gesto de Nagy

Quedaban sólo segundos. El MKB Vezprem ya era Camepón y el húngaro, capital del equipo y del seleccionado de su país, Laszlo Nagy tuvo un gesto digno de un Grande.

El lateral derecho se percató que eran los pultimos instantes del capitán del equipo contrario y rival de toda la vida, Vadkerti Attila del Pick Szeged que se encontraba en el banco de suplentes, y lo instó a que pidiera el cambio, ingresara a la cancha y se retirara como lo merecía: con un gol. El vetreano jugador, con más de 16 años en el club ingresó, recibió la pelota del propio Nagy y marcó para ponerle fin a su carrera.

Gran gesto de un jugador de la jerarquía de Nagy, en medio de un clásico y cierre de un partido ante el equipo con el que luchan todas las temporadas por el título.