Actualidad, Handball

Previo al Campus GO7, Sol Carratú disfruta la posibilidad de convertirse en campeona en España

Preparándonos para el Campus GO7 – Seba Simonet, entrevistamos a Marisol Carratú, arquera de “La Garra” y del club Mecalia Atlético Guardes, donde están cerca de quedarse con el campeonato. En el año 2015, Marisol se consagró campeona del Nacional de Clubes junto a Ferro. – ¿Por qué empezaste a jugar al handball? Empecé porque un profesor de Educación Física de mi colegio, Sagrado Corazón de Barracas, me preguntó si quería jugar y mis papás me llevaron. Ya era inquieta de peque (risas), todo lo que podía hacer de actividad lo hacía y ellos me bancaban, bueno mejor dicho, me bancan. Y  fue amor a primera práctica. – ¿Pensabas poder jugar en el exterior? Siempre fui medio “loquita”, la verdad. Yo decía que me iba a ir a otro lugar, y en el 2007 tuve mi primer propuesta. Era para ir a Brasil y  encima iba con una amiga, Nanu Totolo, así que no lo dudé. – ¿Qué diferencia notás con el handball argentino? En Argentina hacemos todo a pulmón y la verdad es súper valorable el esfuerzo que hace cada jugador y las familias. Pero la pasión nos mueve y en verdad, se nota. En Europa es distinto, porque si bien está la pasión viene con más responsabilidad porque es tu trabajo. Por ende se preparan los partidos, se estudia mucho al rival. La palabra clave es profesionalismo, acá vos te dedicás a esto y enfocás todas tus energías en lo que hacés. -Están a un paso de ser campeonas con el Atlético Guardés ¿Cómo lo estás viviendo? Te digo la verdad… no soy consciente, tampoco quiero pensarlo mucho, porque me vienen los nervios de golpe. Pero sí estoy disfrutando al máximo lo que queda. Venimos trabajando duro toda la temporada para lograr algo y bueno gracias a Dios se nos está dando. Lo tenemos que conseguir,  ahora está en nuestras manos! Y estamos a 60 minutos de cumplir un sueño. – ¿Qué expectativas tenés del Campus GO7? Uf… estoy nerviosa, la verdad! De por sí cuando me escribió Seba me sorprendió, porque es toda una responsabilidad. Pero bueno, después como ya dije, soy medio loquita y los desafíos me encantan. Lo fundamental va a ser pasarlo bien y poder transmitir experiencias que les aporten algo y también aprender de ellos. Porque lo fundamental en estos campus es el intercambio, así que si podemos ayudar en algo ahí estaremos para que nos expriman al máximo. – ¿Qué consejos le darías a chicas y chicos que se quieren desempeñar como arqueros?  Lo fundamental es que no lo sufran… Que disfruten estar ahí debajo de esos tres palos y que sepan que son los últimos defensores y los primeros atacantes. Que obviamente que los pelotazos a veces duelen,  pero la satisfacción de tenerlos no tiene precio. Y ver que tus compañeros confían en vos  tiene un valor único. Y lo más importante, es que esto es un juego y al fin y al cabo hay que jugar y divertirse, porque de eso se trata.